En el mundo actual, signado por los cambios constantes del mercado y las demandas de personalización, rapidez y agilidad por parte de los consumidores, desplegar una estrategia de transformación digital es fundamental para alcanzar el progreso empresarial.

Además de beneficios en términos de productividad y experiencia de los clientes, la digitalización les permite a las organizaciones reducir los costos y encontrar nuevas oportunidades de negocio para ampliar aún más su rentabilidad.

En este artículo, te contamos cuáles son los pasos imprescindibles para instaurar un proceso de transformación digital que ayude a alcanzar los objetivos empresariales e impulse el crecimiento.

Digitalización, un proceso impostergable.

Según Gartner, la transformación digital de las empresas consiste en la puesta en marcha de tecnologías digitales y capacidades de apoyo con el objetivo de crear un nuevo y sólido modelo de negocio.

Gracias a la implementación de herramientas digitales, las organizaciones pueden cambiar la manera en la que desarrollan sus actividades, potenciar su operatoria y entregar más valor a sus clientes.

Existen varios motivos que pueden llevar a las compañías a impulsar un proceso de digitalización, como, por ejemplo, la necesidad de mejorar la experiencia de sus consumidores, aumentar su agilidad, reducir costos o ser más competitivas en el mundo digital.

Al implementar iniciativas que transforman digitalmente su funcionamiento, las compañías logran:

  • Reducir costos

  • Mejorar la calidad de sus productos y servicios

  • Potenciar el crecimiento

  • Optimizar la experiencia de los clientes

  • Tomar decisiones informadas que impulsan el éxito organizacional

  • Garantizar el compliance

  • Agilizar las operaciones

  • Eliminar los errores humanos

  • Aumentar la productividad

Cómo construir una estrategia de transformación digital exitosa

Ahora bien, la digitalización no consiste únicamente en adoptar nuevas tecnologías, sino que también reside en repensar los procesos empresariales e impulsar un cambio cultural al interior de las organizaciones, a fin de que todos los actores promuevan la innovación.

Por eso, para que una estrategia de transformación digital ofrezca los resultados esperados, es fundamental poner en marcha una planificación que contemple diferentes cuestiones.

Definir el propósito

Así como sucede con cualquier proyecto, es necesario empezar determinando los objetivos que se buscan obtener.

La transformación digital no es una solución unívoca y uniforme para todas las empresas. Las herramientas a utilizar dependerán del sector, tamaño y metas de cada organización.

Por eso, solo teniendo en claro cuáles son las metas a conseguir y las áreas que necesitan ser alcanzadas por la digitalización, es posible comenzar a delinear una estrategia.

Desarrollar un plan estratégico

Una vez que se ha definido el propósito general a alcanzar, es necesario diseñar un plan que incluya objetivos a corto, mediano y largo plazo, cronogramas de ejecución y presupuesto asignado a cada tarea.

Además, esta planificación debe explicitar los indicadores clave de rendimiento o Key Performance Indicators (KPI) que se usarán para evaluar lo implementado.

Fomentar la gestión del cambio

La implementación de herramientas digitales no debe verse como un mero proyecto técnico, sino como un proceso gradual que debe promover un cambio de mentalidad dentro de las organizaciones.

Existen muchos proyectos que fracasan —o no alcanzan su máximo potencial— porque se centran exclusivamente en los componentes IT o en la tecnología.

Para que sea exitosa, la digitalización debe contemplar estos elementos y combinarlos con una estrategia de negocios que impulse la innovación dentro de cada departamento empresarial.

Analizar los procesos existentes

En ocasiones, la operatoria manual no puede replicarse de manera idéntica en el mundo digital. Por eso, antes de implementar una estrategia de transformación digital es imprescindible evaluar los procesos existentes, sean manuales o digitales.

Además de ayudar a constatar la necesidad de cambiar la operatoria, auditar los procesos permite identificar cuáles son los actores que deben formar parte del proyecto, así como tener puntos de referencia para, luego de la implementación, poder hacer comparaciones.

Involucrar al C-Level y crear un equipo de transformación digital

Para que el proceso sea exitoso, la alta dirección debe comprender la importancia que tiene la digitalización para el bienestar del negocio, y estar comprometida con la transformación, fomentándola permanentemente.

Por otro lado, es necesario crear un equipo que lidere el proceso de transformación. Este equipo, referente de la digitalización, debe contar con expertos de diferentes campos de conocimiento, como IT, gestión del cambio, RR.HH. y las áreas que sean más relevantes para cada empresa.

Capacitar a los colaboradores

De nada sirve contar con herramientas digitales que optimicen los procesos si los empleados no saben utilizarlas. Por eso, es fundamental que las compañías diseñen programas de capacitación y entrenamiento sobre el uso de las nuevas plataformas.

Por otro lado, en ocasiones, los trabajadores temen que los instrumentos digitales los reemplacen y les hagan perder sus puestos.

Para garantizar el éxito de una estrategia de transformación digital es clave contar con el apoyo de todos los actores involucrados. Por eso, es importante que la alta dirección y los líderes de digitalización les expliquen a los colaboradores que las herramientas digitales no son enemigas, sino aliadas, ya que simplifican su labor cotidiana.

Medir los resultados y ejecutar cambios

Finalmente, una vez que se pone en marcha la estrategia, es necesario hacer un seguimiento constante de los KPI previamente establecidos, a fin de analizar si los resultados que ofrece el proyecto son los esperados.

En caso de que no lo sean, será necesario hacer modificaciones a fin de aumentar el éxito de la iniciativa.

En DataCloud, queremos ayudarte a impulsar una estrategia de transformación digital exitosa, que se adapte a las necesidades y expectativas de tu organización. Esperamos tu mensaje.